24 de febrero de 2008

Encargo realizado...

Hace más de un mes os enseñé un encargo que tenía de un natalicio, os comentaba que no sabía en qué colores convertir la luna ya que es para un niño, pues bien si bien la luna era rosada o tirando a salmón, la he convertido en colores mostaza, aunque no se aprecien, y las estrellas en los mismos tonos del conejo. Este es el resultado... por delante...


Por detrás...

15 comentarios:

Alma Veronica dijo...

Muy buena elección de colores para la luna, te ha quedado genial!!

Y que decir del revès, perfecto!

Isabel dijo...

que bonito!!! te ha quedado muy bonito, el niño estara muy contento :p

Karmela dijo...

Te quedo muy dulce y el revés perfecto. ¡¡¡FELICIDADES¡¡

llolibrujil dijo...

Q CHULADA
te quedo bonito bonito

me encanta

besitos yoli

Ana dijo...

Te ha quedado genial. El reves una maravilla, enhorabuena.
Besinos

Ana dijo...

Te ha quedado genial. El reves una maravilla, enhorabuena.
Besinos

Nivaira dijo...

te felicito!!!. EL bordado es una pasada y tu revés es tan perfecto como el de Rafa Nadal !!!!jajajaj !!!

la sevillana dijo...

Gracias chicas!ya va de camino a su destino...
Nivaira: ya me gustaría tener ese revés de Nadal o al menos su pasta!
:PPP

Maria Jové dijo...

ooooooohhhhhhhhh

una pasada de bonitoooo

besosss

Yany dijo...

Felicidades, te quedó precioso!! y tu revés perfecto!!! un abrazo!!

Daria 2004 dijo...

Te a quedado muy linda la labor, el cambio a quedado muy bien

Noel dijo...

La labor es preciosa pero el revés ni te cuento, es perfecto, yo no lo consigo. Bs

anni dijo...

wow, que reves...los mios son horribles y los colores parecen que asi fueran sacados del grafico...que creatividad.

Estrella dijo...

Que preciosidad, es una belleza, me encantan los colores, ¿de donde sacas el tiempo? jejeje, besos, Estrella.

la sevillana dijo...

Gracias!Pues ya llegó a su destino y mi amiga Pepa quedó encantada, le gustó mucho y yo más feliz que ella.
Estrella: pues este fin de semana, que estuve en casita sin salir , prefería descansar bien y despacharme bien con la aguja, ahora podré coser bastante hasta que empiece a apretar de nuevo con los estudios¡qué bien!